Blog

line

'Millennials', los nuevos protagonistas de la economía digital

03/20/2015 -by:Silvina Moschini , President and Founder of TransparentBusiness

Esta generación inquieta e hiperconectada revoluciona el consumo, pero sigue pendiente el reto de comprender cuál será su impacto definitivo en la forma de pensar y ejecutar el trabajo. 

Los millennials crecieron y se educaron rodeados de tecnología, familiarizados con dispositivos que desconcertaban a sus padres y casi amedrentaban a sus abuelos. Hiperconectados, comprendieron –en la práctica, antes que en la teoría- en qué consistía el tan declamado “poder de la información”. Así, supieron capitalizar muy rápido (casi naturalmente) la enorme disponibilidad de datos de Internet a su favor, ya sea para conseguir una beca, obtener mejores oportunidades profesionales o comprar productos a bajo costo.

Esta inquieta generación nacida entre 1980 y 2000 es hoy el centro de todas las miradas. Especialistas en marketing y líderes de recursos humanos intentan descifrar las claves detrás de sus hábitos y comportamientos. Más allá de estos interrogantes, queda claro que su importancia terminará por redibujar todas las esferas de la vida. En Estados Unidos, por cierto, superarán este año a los llamados “baby boomers”, convirtiéndose así en el grupo poblacional más influyente.

El correlato más evidente de este creciente peso demográfico ya se hace notar en la economía. El ascenso de plataformas como Airbnb o Uber, por ejemplo, puede considerarse como el emergente de las nuevas pautas de consumo “millennials”, mucho más enfocadas más en la noción de compartir que en la de poseer.

De la “productividad” a las capacidades

Pero mientras la huella inconfundible de los consumos “millennials” puede detectarse en el 'boom' de ciertos productos y servicios, el impacto de esta generación en el mundo del trabajo todavía no parece del todo claro. Al menos no para muchas compañías, que aún siguen ancladas en esquemas laborales rígidos y con una idea de productividad más teorizada que practicada.

Los “millennials”, mientras tanto, están demandando una interacción flexible que se ajuste no sólo a sus deseos y expectativas sino a las posibilidades que las herramientas tecnológicas ofrecen. El trabajo remoto, el equilibrio entre la vida personal y la profesional y una noción de productividad radicalmente diferente son tres de las características que asoman con mayor nitidez en este nuevo escenario.

La consolidación de los entornos de trabajo digitales y colaborativos desempeña, en este contexto, un rol fundamental. De ahí que las viejas ideas de productividad basadas en modos de supervisión arcaicos resulten tan poco familiares a los “millennials”. Ellos saben mejor que nadie que “cumplir horarios” y sobreactuar eficiencia en las oficinas puede no reflejar ciertamente sus auténticas habilidades. La otra cara de esta situación es que casi 3 de cada 10 “millennials” sienten que las organizaciones para las que trabajan no están poniendo a prueba todas sus capacidades.

Talentos en juego

Mientras la transición hacia estas nuevas formas de concebir -y ejecutar- el trabajo se acelera, muchas compañías apenas están comprendiendo cuál será la magnitud del cambio. Pero no es necesario alarmarse. Acaso se trata menos de buscar “recetas mágicas” que de conectar genuinamente con una generación que necesita ser motivada bajo sus mismos códigos y con sus propias herramientas.

Por lo demás, la economía digital y los “millennials” están intrínsecamente conectados. Ellos poseen las competencias que la nueva sociedad del conocimiento demanda y, simultáneamente, van transformándola a medida que se generaliza su filosofía de vida. Para los líderes de negocios el reto es comprender auténticamente las reglas no escritas de este nuevo escenario y ser permeables para traducirlas en hechos y actitudes que fomenten la innovación. En el medio, está en juego el talento de una generación, que puede quedar inmovilizado entre la desmotivación y la falta de ideas, o, por el contrario, ser potenciado en todas sus dimensiones.

Sobre la autora:

Silvina Moschini es emprendedora tecnológica, Co-fundadora y CEO  de TransparentBusiness,com y Yandiki, Creative Talent in the Cloud. En Twitter siguela en @Miss_Internet