Blog

line

Hacia un mundo cada vez más móvil

02/17/2011 -by:Silvina Moschini , CEO & Founder, Intuic | The Social Media Agency

Hasta hace unos tres años, un Smartphone era un gadget que sólo se veía en manos de algunos fanáticos. La mayoría de los usuarios parecían estar más que satisfechos con un dispositivo móvil estándar que les permitiera mandar SMS, sacar fotos en una calidad aceptable y reproducir MP3.

El primero en empezar a hacer cambiar las cosas fue RIM con la popularización de Blackberry, que en un principio ganó su espacio en los círculos empresariales. Después apareció Apple para romper una vez más el mercado con el iPhone, y los teléfonos inteligentes se convirtieron en objetos de deseo de los consumidores de todo el mundo.

Pero, como siempre que se adopta una nueva plataforma tecnológica, pasan algunos años hasta que sus potencialidades pueden ser aprovechadas en su totalidad. Y, para los Smartphones, 2011 parece ser el año en que muchas de sus cualidades dejen de ser promesas para comenzar a convertirse en realidades. Una diferencia vital estará dada por el uso de aplicaciones: según predicciones de Forrester, la descarga de software para dispositivos móviles se incrementará un 117% durante este año, alcanzando los 17.7 billones de downloads. Esto significa que, gran parte de los usuarios que hasta el momento veían a estos gadgets como simples teléfonos, comenzarán a entender que se trata de potentes herramientas que pueden ayudarlos a resolver situaciones cotidianas en su vida personal o laboral.

La tendencia indica que, en apenas un par de años, la web se unirá a la movilidad de una manera casi ineludible. Según Gartner, un 85% de los celulares vendidos en 2011 contará con un navegador de Internet. A esto hay que sumarle el explosivo mercado de las tabletas, lo que nos hace llegar a una rápida conclusión: no va a pasar mucho tiempo antes de que sean más los dispositivos móviles que las computadoras de escritorio conectadas a la red.

Esto plantea nuevas posibilidades y desafíos en términos comerciales. La publicidad online deberá adaptarse para aprovechar las virtudes de la geolocalización, y para explotar una oportunidad inédita: la disponibilidad de una masa importantísima de consumidores que estarán online durante las 24 horas, los 365 días del año. De este modo, las campañas publicitarias cambiarán radicalmente y dejarán de ser lo que eran en los medios tradicionales (una tanda universal, dirigida a una gran cantidad de espectadores en un mismo momento) para transformase en piezas mucho más personalizadas y direccionadas de una manera específica, donde el propio usuario podrá intervenir seleccionando contenidos de acuerdo a sus gustos, intereses, u opiniones en redes sociales. En resumen, las nuevas tecnologías móviles pondrán a disposición un enorme caudal de información que permitirá optimizar tanto las estrategias comerciales como las experiencias de usuario.

Por supuesto, todavía quedan muchos interrogantes por dilucidar. Uno de los principales se presenta en el campo de las interfaces de usuario, donde la puja entre Android y Apple ocupa hoy por hoy el centro de la escena. De todos modos, es lógico esperar una rápida reacción por parte de competidores como RIM, Microsoft y Nokia, para intentar ganar el espacio perdido en este campo.